Bolivia, rumbo a la segunda vuelta