Entre el acatamiento y la polémica