Las rogativas, aporte de la Iglesia
Señor director: 

El país estaba siendo consumido por los incendios, el calor era tal que ni frío se sentía, se anunciaba el racionamiento de agua potable. Pues bien, el último domingo de enero en todas las iglesias de Colombia se elevaron plegarias al Altísimo “que hace salir el sol sobre buenos y malos y manda la lluvia sobre justos y pecadores”. Al día siguiente comenzaron a caer sobre la tierra las lluvias bienhechoras. Es la respuesta del Padre celestial a los ruegos de su pueblo. Como canta el salmista, Dios “hace subir las nubes desde el horizonte y con los relámpagos desata la lluvia”. La oración es la fuerza del hombre y la debilidad de Dios, y así ha sido siempre, desde los tiempos del profeta Elías, que pidió al cielo  el fin de terrible sequía. La Iglesia se hace presente y se compromete con la suerte de la sociedad, no es indiferente ante las angustias de la gente.
Atentamente,
Observador católico


Sobre una columna
Señor director:

La primera del 3 de febrero está muy bien craneada y escrita pero le caben algunas observaciones:
1- “Cuando la mula no puede con la carga le echa la culpa a la enjalma”. Quién: ¿el arriero o la mula? Hay otro muy parecido: “El que no sabe tocar le echa la culpa al tiple”.
2- “Cuando su hija Tricia (...)”. Estaba hablando de Petro y quería hablar de Nixon, por lo cual debió escribir: “Cuando Tricia, hija de Nixon (...)”.
3- “Vox populi, vox Dei...Vox stadium”: genitivo, stadii, voz del estadio; no nominativo, voz estadio.
Atentamente,
Lector

La economía no puede tener sobresaltos
Señor director: 

La sola noticia respecto a las irregularidades en el Presupuesto General de la Nación 2024 que ... “tienen en vilo la ejecución de 13 billones de pesos en los presupuestos de inversión de varias entidades”, afecta rotundamente a la economía, pues si le llega a faltar la ejecución de las inversiones le afecta infinidad de transacciones de todo tipo, que tienen que ver con compras de materiales y con salarios, restándole el efecto multiplicador que todos esos flujos tienen para la economía. Pensar en el desmonte instantáneo del petróleo y el carbón, sin tener funcionando los abastecimientos con energías alternativas, es simplemente matar a dos gallinas de los huevos de oro, que han nutrido la economía. El fanatismo ambiental es muy mal consejero.
Volver trizas la Ley 100/93 cuando hay excelentes EPS, es entrar a despreciar en forma grave el trabajo del sector privado, que desde siempre hace mejor las cosas que los estados, que deben dedicarse a lo suyo: brindar seguridad y tranquilidad a las familias y confianza inversionista al empresariado, fomentando la sana convivencia con los trabajadores. No es lucha de clases. La paz comienza por ahí. Es claro y contundente que los estados le deben evitar a la economía incertidumbres y altas expectativas de decrecimiento de sus tasas de crecimiento, las tienen que fomentar. A la estructura productiva de bienes y servicios hay que cuidarla de sobresaltos e inseguridades.
Rogelio Vallejo Obando

Un tango, ‘Desconfiale’

Señor director: 

Los tiempos que vivimos tienen incertidumbre, resultado de que las sociedades han ido experimentando transformaciones  en las que campean conductas inconvenientes, que conducen al desorden moral sustentado en el engaño y procederes non santos de personas ávidas de dinero y poder que generan desconfianza por doquier y contagiado a la sociedad sin excepciones. El tango “Desconfiale” es como un himno a tan triste condición socio-cultural que hace añicos las buenas maneras de relacionarse entre las personas, desde un simple negocio hasta un trato o acuerdo entre ellas. Este tango, cuyo autor fue Francisco Canaro con la interpretación de uno de sus cantantes estrella , Charlo, es bien representativo de la desconfianza social que nos permea. Un aparte de su letra ilustra  tan nefasto comportamiento: “El desconfiar es cosa necesaria/, para enfrentar los tiempos que corremos/, hay que dudar de buenas y contrarias/, y no creer ni en aquello que creemos”. Por definición, desconfiar es no confiar,  tener poca seguridad o esperanza, es no creer en nuestro congénere, porque se ha vulnerado el compromiso a la palabra, a los acuerdos que pueden estar sustentados en  normas, condiciones o requisitos previos.

Los tangos y sus letras le cantan al amor, también a situaciones de la vida que agobian o afectan emocionalmente, en una especie de equilibrio que satisface egos y voluntades para trasegar socialmente buscando paz y sosiego. Un tango muy común es el titulado “Cambalache” que ha retratado el comportamiento del ser humano desde casi un siglo y tiene adeptos por doquier; la letra  de la autoría de Enrique Santos Discépolo, ‘el poeta de la desesperanza’, lo catapulta como una guía para los que el desconfiar ha sido parte de sus vidas, un fragmento nos ubica: “Hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor/, ignorante, sabio, chorro, generoso, estafador/, ¡Todo es igual! ¡Nada es mejor!”. Este clásico puede ser el pionero del canto a la  sociedad que convulsiona en la deslealtad y el afán de conseguir riqueza a merced de estropear la generosidad del  congénere honesto, que ante semejante desilusión difícilmente asimila y se hará parte del batallón de los desconfiados.

Rigoberto Escudero Osorio

El Estado y el bien común - El deber ser de las cosas

Señor director:

El Estado, cualquiera de los que existen en el orbe, debe tener como objetivo central el logro del bien común ... “algo que se pretende que es bueno o beneficioso para todos los integrantes de una sociedad o comunidad”. En ese sentido es bueno que en los países abunden las libertades, haya seguridad para todos sus habitantes en sus vidas, honra y bienes. Que el funcionamiento de la economía no tenga sobresaltos. Que brille la estabilidad con crecimiento. Que la Fuerza Pública actúe para frenar a delincuentes de variados pelambres, que la justicia sea respetada por todos. Que todos los servidores públicos muestren afabilidad y cordialidad entre ellos y que las contrariedades sean conducidas con los mandatos claros de las buenas relaciones ..., el mal  humor es de indecentes... Que los poderes de Montesquieu no se extralimiten y menos que  alguno de ellos se entrometa en los otros provocando “cortocircuitos” que le hacen tanto daño a las democracias. A la Institucionalidad republicana, que lleva más de 200 años. Preciso e indicado el momento para decir que en el preámbulo constitucional están las ocho variables fundamentales que los gobernantes deben fortalecer, además de recordar y hacer vigente que: “Respetar los derechos ajenos y no abusar de los propios” es contribuir al bien común. Además de que los ciudadanos, todos sin excepción, tienen que “propender al logro y mantenimiento de la paz”.

Rogelio Vallejo Obando

Más policías cuidando

Señor director:

Así como han invertido con el número de guardas en la ciudad, que en cada cuadra se encuentran hasta dos, vigilando y esperando para cobrar cualquier infracción y desde muy temprano, así mismo deberían estar policías cuidando y protegiendo a todos los ciudadanos. Se pueden recorrer varias calles y no encontrar ni uno, pero cuando aparecen ya no hay nada que hacer.

Julián Ramírez C.

80 años, Central Hidroeléctrica de Caldas

Señor director:

Este 26 de febrero de 2024 cumple la Chec ochenta años, desde que se constituyó en 1944 como Sociedad Limitada. Muchas han sido las personas que dedicaron su esfuerzo y conocimientos para convertirla en la empresa más importante del Gran Caldas con jerarquía nacional, impulsando el desarrollo industrial y comercial de Caldas, Quindío y Risaralda y en la gran empresa que actualmente es. La grandeza de la Chec se viene construyendo desde su creación y fue el ingeniero civil manizaleño Arturo Montes Sáenz su principal gestor, quien pensó en la utilización del río Chinchiná con un desarrollo en cascada conformado por las actuales centrales de La Ínsula, La Esmeralda y San Francisco. Presentamos un breve recuento histórico de su formación hasta el año 1998.

Iniciamos con Arturo Montes Sáenz, su primer gerente; Julio Buitrago Arango como subgerente y director de los estudios hidrológicos de todos los proyectos en Caldas; Gonzalo Echeverri Mejía, gerente durante la construcción de la planta La Esmeralda; Elías Arango Escobar, gerente en la construcción de la planta San Francisco; Marco Estrada Arango en la subgerencia técnica por más de 25 años y gran promotor de la electrificación rural en el área que cubre la Chec; Guillermo Abad Uribe, director de las obras civiles que empiezan en Cameguadua y terminan en San Francisco; Rafael Zuluaga Álvarez quien con la firma Mejía Villegas de Medellín y el Ingeniero Germán Benítez de Planeación Chec programaron el desarrollo que más tarde fueron grandes obras de transmisión y

distribución; Aníbal Uribe Ramírez quien con Iván Arroyave Escudero, Cosme Cárdenas Martínez e Iván Echeverri Isaza construyeron las primeras subestaciones de Manizales y las líneas de subtransmisión; Alberto Naranjo Arango Ingeniero Director en la construcción de los túneles del río Campo Alegre, rio San Francisco y proyecto Miel 1; Humberto Arango Escobar y Ariel César Echeverri Gómez quienes con Roldán Palacio González en la dirección Financiera como gerentes impulsaron la construcción de las subestaciones La Enea, La Hermosa y San Felipe incorporadas a la interconexión Nacional de 230 KV; finalmente Fernando Yepes Alzate quien con su grupo de trabajo modernizó el sistema Chec con subestaciones de última tecnología y un centro de control moderno en el año 1998.

Por este motivo los gremios de la ingeniería encabezados por ACIEM CALDAS, queremos conmemorar este hecho tan importante para nuestra región y de manera especial para Manizales.

ACIEM CALDAS.

Sobre los medios
Señor director: 

Cuando se habla de los medios de comunicación se olvida que las grandes empresas distribuyen la palabra a la sociedad. De los medios, se dice, que informan. Pero ¿Qué es informar? El noticiero, la crónica, el reportaje, entrevista, comentario, editorial están de acuerdo con la objetividad de los propietarios. No interesa más que esa frialdad, por ello, no importan la lucha de los pueblos, la actividad de los obreros, las jornadas estudiantiles, el movimiento cultural y científico. Mucho menos la represión, los presos políticos, el desempleo ante la avalancha de migrantes a las ciudades. Se ignoran los problemas del hombre del campo, el despelote urbano. Ninguna cuestión seria es tratada. Son objeto de publicación los deportes, el accidente de un niño que cayó de un quinto piso, el chisme de lo que dijo cualquier funcionario… De esta manera en los medios hay silencio de las cuestiones elementales. Así, no se puede pasar por alto que la información se desvirtúa porque se convierte en desinformación, con ello se consigue la mencionada realidad tal como la entienden los dueños de los medios “Existen dos tipos de realistas -dijo Henry Kissinger- aquellos que manipulan los hechos y aquellos que los crean; Occidente necesita hombres capaces de crear su propia realidad.”
La cultura, que es la crítica, en los medios de comunicación, se desvirtúa para tolerar la vida despiadada, dado que no hay análisis. Lo importante es divertir, entretener, distraer, ser indiferente ante el dolor. En los medios se elimina lo trágico, pues se desconoce la oposición del individuo. Lo trágico que exalta la independencia, la libertad frente, a un enemigo poderoso, termina liquidada. No se puede desconocer que la cultura, como la entienden los medios, contribuye al carácter publicitario.  Antígona, quien rompe con la apariencia de la normalidad, es desconocida ante el poder indiscutible de los medios, haciendo posible la objetividad que contribuye con las imágenes, palabras a la sumisión y al silencio.
 No hay que hacer grandes manifestaciones, tampoco ganar los debates, pues el convencimiento está en ganar en los medios, pues no interesa el conocimiento, la crítica, los argumentos. No se puede olvidar que la ideología es la falsa conciencia que impide comprender los hechos. Así hay que mirar como los medios están presente en la batalla que determina la política. Y es un error plantear que una cosa es el periodismo y otra la política. Los medios son actores políticos y la gente milita en los medios.
Platón, en el libro VII, de la República, en el Mito de la Caverna bosquejó a los hombres atados de pies y manos, con la mirada fija a lo que se proyecta en el fondo de la caverna. La tecnología apoyada en la ciencia no ha hecho otra cosa que perfeccionar el mito, de tal modo que información, propaganda y publicidad llevan a que se establezca la postverdad. Todo se decide por twitter en pocas palabras: Blanco hoy, mañana negro, con todo se está de acuerdo. Sobre todo cuando la gente no tiene idea de donde procede realmente una mentira.
  Y, en el presente la inteligencia artificial…
Silvio E. Avendaño C.

Colombia, país de idiotas
Señor director:

El título de este artículo obedece a que constituimos el 70% de la población que no aprueba a Petro, y teniendo las herramientas en las manos no hacemos nada para hacer cumplir la Constitución y las leyes. En este momento Petro ya no es presidente. De acuerdo al artículo 109 de nuestra Constitución Nacional, que en uno de sus apartes reza: “Para las elecciones que se celebren a partir de la vigencia del presente acto legislativo, la violación de los topes máximos de financiación de las campañas, debidamente comprobada, será sancionado con la pérdida de investidura o del cargo”. Por lo anterior, Petro hoy no es presidente y nosotros, Los Idiotas, debemos hacer cumplir la Constitución y la ley; pero el cumplimiento de este mandato constitucional lo debe ejecutar el Senado y la Cámara de Representantes a través de la Comisión de Acusaciones, conformada por 16 miembros que en la actualidad pertenecen a casi todos los partidos políticos y fueron elegidos por nosotros Los Idiotas, pero a fecha de hoy, estos 16 “padres de la Patria” no hacen nada por hacer cumplir la Constitución, que es el cargo para el cual los elegimos y deben ejecutar.
¿Sería que ya recibieron la “mermelada” y se están haciendo los locos omitiendo su deber constitucional?... Ya es hora de que nosotros, Los Idiotas, protestemos en contra de los miembros de esa Comisión Legislativa y de todas sus ramas, entiéndase partidos políticos, mesas directivas del Senado y la Cámara de Representantes. Por esto, propongo que nosotros, Los Idiotas, organicemos una gran marcha nacional, ya no contra Petro sino contra estos irresponsables mencionados anteriormente, encabezados por la Comisión de Acusaciones, publicando sus fotos, sus orígenes y su filiación política, haciendo eco para que no vuelvan a ser nombrados como miembros de estas cámaras y sean vetados de ejercer en cualquier cargo público.
Francisco Isaza - Idiota

Dos denuncias
Señor director:

Sin ninguna explicación que merezca credibilidad y buen juicio que aguce el entendimiento fueron suspendidos los servicios públicos en una empresa tan importante como Jardines de La Esperanza, de la Panamericana. Los domingos, por no hablar de otros días, la afluencia de visitantes con sentimientos van a visitar a quienes en vida fueron sus allegados, sus familiares, amigos a depositar un ramo de flores y muchos de ellos a acompañar, asear, hidratar las plantas ornamentales o expresar una oración con gratitud, porque “ las personas no se van , evolucionan y cambian de lugar”, y por eso las acompañamos con gratitud.
Pero… ¡qué extraño!, de un momento para otro cerraron los servicios que son higiénicos, espaciosos, bien dotados y colocaron baños públicos que son unas bóvedas incómodas, poco higiénicas y muy estrechas a la vista del público, casi sin privacidad y con personas haciendo fila y acosando para que quien está haciendo uso del servicio salga y dé paso a la siguiente. No hay consideraciones con las personas adultas, que somos la mayoría, para acceder a estos “servicios” por problemas de salud, por andar en muletas, estar en silla de ruedas y otras limitaciones. A veces, toca buscar el monte cuando no es una urgencia mayor. Muchos preferimos no usarlos corriendo el riesgo de enfermar, otros lo hacen a campo abierto, actitud que no es elegante, ni propia de la educación de un buen ciudadano, pero toca hacerlo. Por favor, una empresa con tanto, con tantos usuarios y recursos, piense que en este caso la calidad de servicio al cliente incluye necesariamente la prestación de unos buenos servicios.
Segunda denuncia:
Sí, es cierto, la carrera 23 es una mercadería muy intrincada, compleja y hasta entretenida. Debe parecerse mucho a Liberlandia (?), una capital de una región cafetera con galería en pleno corazón de la ciudad. Pero…, si aplicáramos un poco de sindéresis, concluiríamos que los comerciantes informales no son invasores de mala fe, sino por necesidad. Son comerciantes o vendedores callejeros, no porque les guste o lo hagan por hobby, no, es porque el instinto de conservación los induce a hacerlo. Es el desempleo, irresponsable, injusto e inequitativo el que de la noche a la mañana convierte a las personas en “comerciantes” sin tener idea de lo que eso significa.
Que “falta mano dura”, dicen algunos insensatos que no saben nada, pero nada, de cómo funciona la economía capitalista: “Sálvese quien pueda”. Ofrézcales empleo a estos dignísimos conciudadanos y seguro que al día siguiente la 23 estará completamente despejada. Es fácil, desde un cómodo despacho oficial con buen sueldo, en un buen ambiente de seguridad y de confort, tomar decisiones que agraden a unos y perjudiquen a los más vulnerables, a los más débiles, a los más pobres.
El señor alcalde sabía que la ciudad está llena de problemas, si buscó ser gerente de esta gran empresa también tiene las capacidades para encontrar soluciones y no de cualquier manera. Ah, que la solución es la educación, de acuerdo, pero con empleo que garantice ingresos dignos, se lograría una mejor educación y mejor nivel de vida para todos. Aquí no es cuestión de desalojar, es cuestión de humanizar y reflexionar para actuar.
Elceario de J. Arias Aristizábal

Condolencias
Señor director:

El Consejo de Redacción de Caldas lamenta profundamente el fallecimiento ocurrido recientemente en Bogotá del destacado jurista caldense Uriel Gómez Ceballos, quien tuvo una brillante trayectoria al servicio de la Rama Judicial. A lo largo de su ejercicio profesional, como juez y magistrado, se distinguió por su denodado afán de servicio a la comunidad, especialmente a la clase trabajadora del departamento. Fue uno de los fundadores de Asonal Judicial de Caldas, desde donde libró constantes batallas en favor de funcionarios y empleados de la justicia.
Le hace llegar a su hermano dr. Óscar Gómez Ceballos, a su hija la colega Juanita Gómez y a su distinguida familia, su más sentida voz de acompañamiento y condolencia.
Firman miembros de Consejo de Redacción de Caldas, Unión informativa caldense.

El país del sangrando corazón
Señor director:

Poco opino sobre el acontecer político, pero hoy quiero expresar mi punto de vista, aclarando que no soy petrista, subversivo o como me quieran llamar. Llevamos 531 años de esclavitud, inicialmente sometidos a un régimen que aniquiló de manera inmisericorde todo lo que no fuese afín a sus intereses maquiavélicos y vandálicos, llegando hasta el exterminio de nuestros ancestros, creencias y costumbres. Se logra una supuesta independencia, que no pasó sino a ser un sofisma de distracción, pues quienes en ella participaron nos tiñeron la cara de rojo y azul, de acuerdo a sus intereses particulares y de algunos otros aristócratas de la época, que como siempre algo aportaron para llevar a cabo semejantes gestas, reclamando para sí la mayor tajada. 
Desde entonces el país quedó en manos de 10 o 20 familias, que tomaron posesión de todo y entre ellos mismos se repartieron la marrana. Así no más. Llevamos 205 años bajo este yugo, en desmedro del pueblo, y cuando este empieza a dar muestras de cansancio y jartera de tanto atropello, de tanta injusticia social, salen a buscar a quién cargarle la responsabilidad de sus fechorías o a quién achacar esa culpabilidad de tal desvergüenza; siendo tan bajo su proceder que hasta hace algunos años todo aquel que mostrara la más mínima posibilidad de llegar a dirigir los destinos del país, y que no perteneciera a esa misma caterva, simplemente era asesinado, para no ponernos a maquillar nada. 
El pueblo se cansó y fue acumulando y acumulando muertes de insignes hombres que podrían haber desarrollado excelentes gobiernos en pro de las masas y de las clases menos favorecidas. En esa misma lucha el pueblo nunca bajó la guardia y llorando sobre los cadáveres de esos prohombres surgían nuevas figuras, dispuestas a recoger las banderas de los inmolados, en procura de lograr un mejor vivir de la clase popular. Por primera vez llega a dirigir las riendas del país un hombre  untado de pueblo, que ha querido hacer algunas cosas en favor de las clases más vulnerables y que por supuesto se ven truncadas por afectar intereses malsanos de una clase dirigente empotrada en las más altas esferas de la dirigencia nacional.  La llegada del señor Gustavo Petro Urrego al Palacio de Nariño es un plan orquestado por esa misma clase dirigente, viendo lo que se les venía encima, y qué mejor que este para endilgarle toda la problemática que afecta al pueblo colombiano, que estaba cubierto por un manto de impunidad y corrupción que ellos mismos orquestaban desde los entes de bolsillo que supuestamente crearon para favorecer los intereses del vulgo. 
Con tan mala suerte que la torta se les está volteando; así no más, gran cantidad de organismos internacionales tienen la mira puesta en innumerables ollas podridas que se han venido destapando y que no dejan muy bien parados a quienes nos han mantenido sometidos por más de 200 años. 
Me cansé. Acepto madrazos y opiniones en contrario. 
Francisco Alberto Henao Carmona

Agradecimientos por La Esmeralda
Señor Director:

Nunca es tarde para agradecer. Es lo que pretendo hoy al manifestar por este prestigioso medio el reconocimiento a los grandes benefactores de la región de La Esmeralda, en el municipio de Chinchiná. Al doctor Eduardo Andrés Grisales López, exalcalde; al señor exdirector del Comité de Cafeteros de Caldas, Marco Tulio Hoyos; a don César Jaramillo, adalid del progreso y presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda La Esmeralda, y a Fabio Gómez, Fabiola Fernández y María Estela Galindo, vicepresidente, tesorera y secretaria de la Junta, en su orden, por su tesonera labor social y cívica en favor de esa comunidad; así como también al señor gerente de la Central Hidroeléctrica de Caldas, Santiago Villegas, por sus grandes servicios a la colectividad.
La vereda de La Esmeralda es un pequeño pero bucólico valle de las entrañas del bien llamado “Paisaje Cultural Cafetero” de Colombia, enclavado en las cuencas hidrográficas de los ríos Campo Alegre y San Francisco, el primero de los cuales nace en el Nevado de Santa Isabel y determina los límites entre Chinchiná y Palestina, y el segundo proviene igualmente de las alturas de la cordillera Central y sirve de límite a los departamentos de Caldas y Risaralda, concretamente a los municipios de Chinchiná y Marsella. 
Ambos tributan sus aguas al caudaloso río Cauca. Se trata de una región rica en productos agrícolas propios de climas cálidos (plátano, yuca, maíz, cacao, aguacate, cítricos, etc.), pero ante todo, ocupada por gentes de excelsas calidades morales y cívicas. No ajena, eso sí, al histórico abandono al que siempre ha estado sometido el campo colombiano.
Por ello es que la comunidad esmeraldeña rinde hoy tributo de gratitud a las personas citadas atrás. En efecto, fue la trilogía Comité de Cafeteros, Alcaldía y Junta de Acción Comunal la que después de muchos años de espera le realizó un gran mejoramiento al servicio del agua en la vereda, adelantándose felizmente a la crisis del fenómeno de El Niño y del cambio climático. Muchos proyectos más estuvieron en la mente del doctor Eduardo Andrés para La Esmeralda, que no fue posible realizar por circunstancias diversas. Al señor gerente de la Chec también le agradece la comunidad el buen trato que le ha dado a la región impulsándola como un nuevo eje turístico y contribuyendo con el mejoramiento de una de las vías de acceso a la vereda.
Manuel Galindo A.

El colapso del sistema de salud 
Señor director: 

“No hay agenda”, es la frase lamentable que escuchan los pacientes o usuarios cuando necesitan  programar una cita; por eso podemos afirmar que el sistema de salud en Colombia colapsó hace rato. De acuerdo a los últimos acontecimientos todo indica que las EPS están en agonía,  sus servicios cada día que pasa son más deficientes. En vista de que la atención en medicina preventiva es nula los pacientes nos enfermamos y tenemos que acudir a los servicios de urgencias y allí, por lo general, recibimos la atención debida, pero al salir, en la Institución  Prestadora de Servicios, “IPS”, aparece el calvario debido a que las agendas con médicos especialistas, para los correspondientes controles, solamente tienen citas para 3 y hasta 6 meses. Tuve una novedad de salud grave y fuí atendido en el hospital San Rafael, de Fusagasugá (Cundinamarca); pero transcurridos más de 3 meses en la Nueva EPS y en la IPS-Bienestar no he logrado una cita de control con un médico internista. Entonces lo prioritario en el sistema de salud en Colombia es mejorar la  atención al paciente y así frenar el colapso que se presenta en los servicios médicos generales y en la entrega de medicamentos.
Jorge Enrique Giraldo Acevedo

Reubicación del Monumento a Los Colonizadores
Señor director:

Ya es tiempo suficiente para que se piense en reubicar el Monumento a Los Colonizadores del sector de Chipre en Manizales. Si bien es importante el homenaje a los primeros colonizadores que llegaron a fundar esta ciudad, igual creo que el lugar ocupado es totalmente equivocado. Considero imperativo trasladar las figuras a un sitio diferente, pues no es justo que el único lugar turístico existente en el área urbana se encuentre subutilizado. Es un terreno espectacular en la cima de Chipre, sector noroccidental, el más privilegiado y preferido por donde circulan miles de vehículos particulares con sus familias buscando disfrutar del entorno, los bellos paisajes y preciosos atardeceres en épocas de verano. Es de fácil acceso en vehículo o caminando, donde la gente se deleita con los productos que allí ofrecen de diversa índole. La topografía es una circunferencia por donde transitan los automotores, dando la famosa “vuelta”.
Manizales carece de lugares atractivos dentro del perímetro urbano y ese espacio se debería aprovechar para hacer una torre con múltiples servicios internamente y alrededor cafeterías, restaurantes, miradores, bares y juegos para niños. El espacio permite hacer algo majestuoso, prestando el verdadero servicio que debe ser, el de utilidad pública para sus habitantes como turistas, generando bienestar, distracción alegría y generación de empleo.
Álvaro Alzate Ussma